Ahora que el Congreso de la República está a punto de abrirles las puertas de la reelección a los alcaldes y gobernadores regionales, muchos de éstos ya saltan de contentos y hasta comienzan a soñar. Aunque falta una segunda votación para finiquitar dicha reforma constitucional, la reelección, por un periodo más, de las citadas autoridades debe darse ya como un hecho. 

Sus opositores querían que su mandato acabase este 2024, y se sellara con un nuevo proceso electoral para que saliera de allí su sucesor.  Pero eso no va a ocurrir.

Ayer "El Tiempo" entrevistó a Madrid y después de leer dicha entrevista casi vomitamos. No sabemos de dónde sacamos fuerzas de flaqueza para evitar que esas arcadas no se vinieran incontenibles y deshonraran, mientras las hojeábamos, las páginas de este semanario.

Más leídas