Un grupo de 16 pacientes renales crónicos de Sullana y Talara vienen recibiendo hemodiálisis de forma gratuita en la clínica San Juan Bosco. 

Todos son pacientes que fueron derivados a otras Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS), sin embargo, decidieron salir porque, según ellos, el tratamiento que venían recibiendo no era óptimo ni adecuado.
 
“Los 16 pacientes vienen recibiendo tratamiento de alto flujo tres días a la semana completamente gratis. Esto es algo que hacemos con mucho cariño y venimos apoyando a los pacientes en todo lo que podemos. Lamentablemente, no podemos recibir a más, por más que quisiéramos”, declaró Miguel Miranda, gerente de la clínica.

Una de las beneficiadas es Liduvina Durand, una paciente de 54 años que, además, sufre de hipertensión. Durand menciona que gracias a la diálisis que viene recibiendo se siente mejor de salud y ha vuelto a caminar. “Tuve que ir al Hospital Reátegui debido a que mi catéter dejó de funcionar por el mal manejo que tuvieron en el anterior centro de diálisis. Mi familia ya me lloraba. Por eso decidí salirme y volver a la clínica San Juan Bosco. Ahora me siento mucho mejor tras finalizar cada sesión”, comenta.

Otro caso es el de Jhan Paolo, de 43 años. Él destaca el trato humano que vienen recibiendo en la clínica. “Yo junto con otro grupo de pacientes, tuvimos que ser trasladados a otros centros de diálisis. Sin embargo, el trato que recibíamos no era el mejor. AA mí me dejaron el brazo hinchado debido a un mal manejo de la fístula. Tras verme así, el señor Miranda me dijo que vaya a dializarme en su clínica y aquí estoy”, contó.

Teniendo en cuenta el testimonio de los pacientes, surge la pregunta sobre por qué algunos centros de hemodiálisis a los que son derivados los pacientes brindan un mal servicio. ¿Ha intervenido el Centro Nacional de Salud Renal o el Comité de supervisión de la Red Asistencial de Salud de Piura ante esta problemática? 

Es esencial que las autoridades de salud supervisen y aseguren que todas las instituciones prestadoras de servicios cumplan con los estándares necesarios para garantizar la atención médica óptima de los pacientes. Desde ya se ha solicitado información a las instituciones mencionadas para obtener mayores detalles sobre este caso.