‘El Depredador’ reveló que su propia madre, tomó la iniciativa de llamar por teléfono a Richard Acuña, en busca de una solución para el frustrado contrato firmado por su hijo con César Vallejo.

En una reveladora entrevista, el futbolista peruano Paolo Guerrero abordó abiertamente las extorsiones que ha venido recibiendo y se pronunció sobre la situación de su contrato con el Club César Vallejo. En un gesto de transparencia, ‘El Depredador’ compartió detalles íntimos de cómo su familia ha enfrentado esta difícil situación.

Durante la entrevista, Guerrero confesó que las extorsiones han afectado profundamente a su familia, destacando la preocupación de su madre como uno de los aspectos más mortificantes. El capitán de la selección peruana señaló que, en medio de estas circunstancias, su prioridad absoluta será su familia.

“Llegaron más mensajes y dije que no va a seguir. Lo conversé con mi Abogado, mi familia está muy preocupada con mi situación, lo conversé en casa también con mi mujer y tomamos la decisión de que no iba a exponer a mi familia, sobre todo con tres niños. Sí, claro, mi mamá está mal emocionalmente, está preocupadísima desde el primer día que llegaron los mensajes”, mencionó Guerrero.

‘El Depredador’ reveló que su propia madre, tomó la iniciativa de llamar por teléfono a Richard Acuña, en busca de una solución para el frustrado contrato firmado por su hijo con César Vallejo. Guerrero explicó que este paso se dio con el propósito de evitar llegar a instancias legales y buscar una solución pacífica para el inconveniente.

Incluso ella, al segundo día que mandan los mensajes, ella me trata de contactar, pero era de madrugada, pero no sé cómo ella averiguó el número de Richard y conversa directamente con él. Es un poco loco porque Richard Acuña sabe de la gravedad del problema, ha escuchado a mi madre y lo hace pasar por agua tibia”, indicó.

Más leídas

  • Mes

  • Semana

  • Todas