21
Vie, Ene

Palabras Sueltas 836

Palabras Sueltas 836

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.


° FÍGENSE ustedes en lo que vamos a decir. Ayer, la primera ministro, Mirtha Vásquez, despejó cualquier duda que hubiese respecto a la permanencia en su cargo del Procurador General del Estado. Él va a seguir allí, fue lo que aseguró la premier. Desautorizando, de esa manera, al ministro de Justicia, Aníbal Torres, quien, días atrás y de la mano del abogado defensor de Castillo, casi daban por hecho dicha salida.
° EL viernes, Castillo recibió en Palacio a Vladimir Cerrón, quien, en la víspera y a través de su cuenta de Twitter, se había mostrado poco deferente con el titular de Justicia. La acrimonia entre ambos es bastante conocida. Y lo que Cerrón dijo ese día contra Aníbal Torres destilaba veneno. Ponzoña pura. El detalle que un diario de Lima captó fue ver a Castillo recibiendo en Palacio a Cerrón y hacerlo con una sonrisa de oreja a oreja y sin sombrero. Cosas de la vida, chico.
° NATURALMENTE que no faltaron quienes, sucedido lo mencionado en las líneas de arriba y escuchado lo dicho por la premier, corrieron, de inmediato, a barajar sus cartas para indagar qué es lo que desencadenaría todo esto. Grandes cosas, ni pensarlo. Este es un gobierno que sigue sin encontrar un punto de ida en donde anclar y a partir de allí definir un rumbo para saber a dónde está dirigiéndose. Hasta ahora, en su confusión, a este gobierno sólo se le ha visto flotar dando manotazos de ahogado. No gobernando. Gobernar es otra cosa.
° EL encuentro de Castillo con Vladimir Cerrón en Palacio de Gobierno hay que verlo, al menos por el momento, como un flirteo para conveniencia de ambos y no, como ha manifestado la congresista de Perú Libre, María Agüero -la misma que dijo, en septiembre pasado, que su sueldo de parlamentaria no le alcanzaba ni para el té- que ahora, con Cerrón a lado de Castillo, ya podría esperarse el inicio de “un gobierno popular con el pueblo y para el pueblo”.
° ¿Y saben que más dijo esta parlamentaria de Perú Libre? Que “¡A un profesor nunca le debe faltar su lápiz!”. Desde luego que, en eso, doña María Agüero tiene razón: a un profesor nunca le debe faltar su lápiz. Dicho literalmente. Pero si lo dice por Castillo, en este caso con un pliegue metafórico, la cosa cambia.
° A Castillo le falta más que un lápiz. Como gobernante a Castillo le falta todo. Ni siquiera tiene la sabiduría del aprendiz: de dejarse guiar por gente preparada. No de advenedizos, ni de badulaques como aquél que Castillo puso como secretario general en su despacho de Palacio. Hablamos de Bruno Pacheco. Toda una vergüenza. Ayer, allanaron las viviendas vinculadas a él. El Ministerio Público lo está diseccionado ante de sentarlo bien peinadito frente a un juez.
° SOBRE don Aníbal Torres, el ministro de Justicia, ¿qué más habría que decir sobre este señor? Que, por decoro debería renunciar. Lo declarado por la premier, implícitamente desautorizando lo dicho por él sobre el Procurado General del Estado, y el encuentro amable de Castillo con Cerrón en Palacio, un día después de que éste, en su cuenta de Twitter, lo maleteara sin pudor, ambas cosas lo han dejado realmente como palo de gallinero. Sí. Ni más ni menos que como palo de gallinero.
° AHORA saquemos cuentas. Los valedores y los amanuenses de Castillo decían al comienzo, ahora ya no tanto, que había, de parte de la oposición, un ánimo obstruccionista con el propósito perverso de no dejarlo gobernar. Como intención, tal vez algo de eso haya en las posiciones más extremas, pero no en los hechos. La verdad es que Castillo no necesita que le pongan piedras en el camino para mantenerse estático en su cargo o como un maniquí, pero sin nada que exhibir encima.
° DESDE que asumió la presidencia del país, su gobierno no ha dejado de ser algo así como una ópera bufa. Aquello de convertir Palacio de Gobierno en museo, vender el avión presidencial, decir que renunciaría al sueldo de presidente y no hacerlo, y prometer cosas irrealizables, como la construirle a Chota un aeropuerto, todo eso cae en las cuerdas de lo risible y lo absurdo. ¿Hay otra cosa distinta a lo mencionado? Que se sepa, nada de nada. Lo de la segunda reforma agraria es pura paja. Por lo menos hasta el momento.
° ABUNDAN, eso sí, las corruptelas, el compadrazgo y el paisanaje. Como decía, no hace mucho, la historiadora Carmen Mc Evoy, “yo me atrevería incluso a proponer la idea de un presidente (por Castillo) que sigue a pie juntillas, aunque lo niegue permanentemente, el viejo modelo patrimonialista y prebendario que ha regido por siglos la historia del Perú. La empleomanía le llamaban en el siglo XIX, que consiste en asaltar el Estado para distribuir sus beneficios entre los allegados de turno”.
° ¡QUÉ más!
HASTA MAÑANA

(shareit)

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020