24
Sáb, Jul

Palabras Sueltas 721

Palabras Sueltas 721

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.

° LA esposa del nuevo presidente del Perú se llama Lilia Ulcida Paredes Navarro. Debe tener casi la misma edad de él que cumplirá, en octubre, 52 años. Se conocieron cuando los dos empezaron a estudiar la secundaria en Anguía, un distrito de la provincia de Chota (Cajamarca). Y continuaron juntos cuando, uno y otro, empujados por su vocación docente, partieron a Cutervo para estudiar, en un instituto pedagógico de allí, lo que ambos querían ser profesionalmente.
° LA elección de su marido como presidente del Perú convierte también a Lilia en la primera dama del país. Y aunque no es un cargo público propiamente dicho, pues se trata sólo del título protocolar que recibe la esposa del primer mandatario, basta serlo para verse involucrada en un absorbente trabajo social.
° DE las primeras damas que hemos tenido desde el retorno, en los 80, de la democracia al país dos, en esa lista, sobresalen, por la labor cumplida y la discreción con que llevaron a cabo su trabajo: Violeta Correa de Belaunde y Pilar Nores de García.
° CON Eliana Karp, en la época de Toledo, y Nadine Heredia en la de Ollanta Humala, el papel de primera dama se pervirtió. Ambas consortes de los ex presidentes mencionados se aplicaron al máximo por deshonrar ese título. Ustedes ya saben cómo. Una ya pisó la cárcel y a la otra le espera una extradición desde los Estados Unidos para lo mismo.
° LILIA, la esposa de Pedro Castillo, no parece tener el mismo perfil de éstas. Eso, de humilde maestra de escuela rural a primera dama, parecería un cuento de hadas. Pero no lo es porque dicho salto de ensueño se ha dado en los hechos. Tampoco ha ensoberbecido a la tocada por ese destino.
° EL mismo día de la proclamación de su esposo como presidente del Perú, ella todavía seguía en Chugur, una comunidad campesina de Chota. La casa familiar está allí. Recién ayer debe haber llegado a Lima junto con sus tres hijos. Alguien, entrevistándola, le preguntó si festejarían la investidura de su marido. “Para nada”, fue su respuesta. “Aquí no habrá festejos. Pero sí doblaremos las rodillas, yo y mis hijos, para agradecerle a Dios lo que le ha concedido a mi esposo”.
° DETRÁS de esa pregunta vino otra y fue esta: “¿Ya tiene usted pensado el vestido que usará para la juramentación de su esposo, el 28? -¿Vestido, dijo usted? Ah, no. Todavía no. Ya habrá tiempo para eso”. Y se lo decía con acento despreocupado a la persona que la entrevistaba. Y si ese va a ser el talante de la nueva primera dama del país, al menos, por eso lado, los peruanos podrán sentirse tranquilos.
° HILDEBRANDT cuenta en el último número de su semanario, “Hildebrandt en sus trece”, que, en una reciente visita de un equipo fiscal a la celda de Vladimiro Montesinos en la Base Naval del Callao, lo único interesante que se encontró allí fue «el libro de memorias de la ex vicepresidenta del Perú, Mercedes Aráoz, publicado en setiembre del año pasado, con una dedicatoria a Montesinos y la frase “Con respeto”». Vean eso. Como para no creerlo.
° HABLANDO de Montesinos, después de fugarse del país él fue detenido en junio del 2001 y nueve años después condenado a 25 años de cárcel por crímenes de derechos humanos. Su pena se cumple indefectiblemente en junio del 2026. Mejor dicho, de aquí a cinco años si es que no sale antes si logra acogerse a algún beneficio penitenciario. Y, si no lo consigue, estará pisando la calle casi un mes después de haber cumplido 81 años de edad. A buscar a Popi Olivera, seguramente. Pues fue él quien lo echó con los “vladivideos”.
° HASTA MAÑANA

{shaeit}

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020
Slider-dengue-2019