24
Sáb, Jul

Palabras Sueltas 720

Palabras Sueltas 720

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.

° LO que tenía que darse ocurrió ayer: la proclamación de Pedro Castillo como el nuevo presidente electo del Perú. La demora del JNE en hacerlo se debió, como ya todos saben, a ese chorro de impugnaciones que hubo para invalidar y/o revertir los resultados de la votación de algunas decenas de mesas y que, por ley, el mencionado ente electoral tenía que resolver sí o sí.
° DE modo que, cuando llega lo que ya está cantando, la tardanza le quita novedad. Que es lo que ha ocurrido un poco o bastante con la proclamación de Castillo. Saber qué es lo que vendrá después es lo que ahora más importa. Un indicio nos lo dará el perfil del equipo ministerial que acompañará al nuevo presidente. Los ojos estarán puestos principalmente en la cartera de Economía y Finanzas.
° EL mismo Castillo terminará de armar ese rompecabezas con los anuncios que haga en el mensaje a la nación que pronuncie, desde el Congreso de la República, después de que juramente en el cargo, ante éste, este 28 de julio. Una mitad del país, la que no votó por él, estará expectante de lo que diga. Y ni se diga de los que tendrá enfrente y al acecho del menor desliz que cometa para servirle en bandeja de plata su Waterloo.
° LA asunción de Castillo al poder no deja, de todas maneras, de ser preocupante por lo que ya se ha dicho hasta ahora. Lo de la Asamblea Constituyente es el punto de mayor fricción que hay. Si insiste en convocarla encrespará más las aguas. Los resabios del quinquenio pasado, y los más recientes de la segunda vuelta electoral, permanecen allí patentes, no han desaparecido, y agriarán más el clima político en el país si a éstos se les suman otros.
° HASTA los que celebren la proclamación de Castillo como el nuevo presidente del Perú, creyendo de que con él soplarán nuevos tiempos y que una nueva república nacerá también con él, si éstos tienen tres dedos de frente deberán añadir, a su entusiasmo, un poco de prudencia y otro tanto de aprensión. No es fácil gobernar el Perú. Menos cambiarlo de un pepazo.
° NI Velasco, con su golpe de Estado de 1968 ni con las Fuerza Armadas detrás suyo, pudo alcanzar esa epifanía. Se fue a la tumba desengañado de la misma gente que quiso reivindicar. De los de abajo, como diría César Hildebrandt. De ese pueblo del que tanto habló Castillo en su campaña electoral y que nosotros imaginamos que sea el mismo al que Velasco se refería en su época. Lo dicho es historia.
° CAMBIANDO de tema, una fiscal de Lima ha puesto bajo su lupa a estos dos angelitos: a Phillip Butters y a Beto Ortiz. Ambos de Willax TV, como ya deben de saberlo. El primero es un maldiciente incorregible. Beto un alborotador del carajo. La fiscal antes mencionada los investiga, dice, por supuestamente haber estado subvirtiendo la tranquilidad publica y conspirado con ánimo sedicioso. Ni la abuela de ambos creería eso. Nosotros tampoco. Esa fiscal debe haber votado por Pedro Castilla y ser fanática de Cerrón.

Slider-dengue-2019
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020