14
Vie, May

Palabras Sueltas 641

Palabras Sueltas 641

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.

° SE ha dejado para el 16 de abril la nueva sesión plenaria del Congreso de la República para ver en ella lo ya resuelto en primeras instancias: La inhabilitación de Vizcarra para ejercer cualquier cargo público durante 10 años. Aunque, en realidad, no habría nada más que ver ya porque, para la mayoría de nuestros actuales congresistas, todo eso es un asunto de cara o sello. Lo único que falta es confirmar lo ya votado, y ellos saben, tanto como nosotros, que la moneda sólo tiene dos caras. No tres como para pensar en que pueda haber una sanción tipo “premio consuelo”.
° SOBRE esto, hasta ayer no faltaban congresistas, entre los más recalcitrantes, que insistían en llevar a cabo hoy ese Pleno del Congreso trasladado ahora para el próximo viernes 16. La prudencia exigía ese aplazamiento para evitar la sospecha de que hubiese escondido, detrás de esa premura, un ánimo revanchista, de ajuste de cuentas, más que un acto de fe en una sanción política redentora. Lo más probable es que lo primero, más que lo segundo, siga prevaleciendo en los cerebritos de aquellos congresistas enemistados con Vizcarra. Para decirlo suave.
° Y hay que remitirnos a lo que pasó antes para entender todo esto. No obstante haber vacado a Vizcarra, esos congresistas que lo hicieron, perdieron. Con ellos se dio lo que sentencia ese viejo adagio popular de que “nadie sabe para quien trabaja”.
° OBLIGADO Manuel Merino, su alfil, a renunciar al interinato de la presidencia de la República -él apenas duró cinco días en Palacio de Gobierno- sus vacadores se quedaron con las manos vacías y con su descrédito agigantado y perseguidos, hasta el día de hoy, con el estigma de que, como parlamentarios, o no valen nada o no son otra cosa que la última rueda del coche.
° ELLOS también vieron entrar a Sagasti a reemplazar a Merino y ese relevo los exasperó más de lo exacerbados que ya estaban. Tampoco olvidaban que la bancada de Sagasti, la del Partido Morado, había discrepado con las suyas casi siempre y en muchas cosas y disentido respecto al tema de la vacancia. Aquella nunca cerró filas con éstas a favor de dicho cese. Ese clavo quedó con ellos.
° LA falta cometida por Vizcarra para ser inhabilitado es la de haberse inmunizado primero que nadie, y a escondidas, con esas vacunas que vinieron de China en calidad de cortesía. La celeridad de aprobar en un solo día, el jueves pasado, tanto la acusación constitucional contra él como el informe en donde se recomienda su inhabilitación e insistir, durante todo el día de ayer, de que fuese hoy, precisamente hoy, un día antes de los comicios de mañana, la fecha impostergable para que el Pleno termine de crucificarlo, era que más que suficiente para poner en evidencia el ánimo de desquita que parece -se sospecha- existir en ellos.
° ESA misma celeridad, sin embargo, no se ha visto que funcione, por ejemplo, en el caso de Edgard Alarcón, un congresista que, antes de serlo, fue contralor de la República y, siéndolo, quiso ponerle llantas a la Contraloría para llevársela a su casa.
° EN contra de él, de Alarcón, hay tres denuncias constitucionales y, de las tres, una por enriquecimiento ilícito y la otra por ladrón, y, ambas o las tres, están allí, en el Congreso, desde el año pasado, caminando a paso de tortuga y ellos, los congresistas, durmiendo como marmotas mientras dejan que esas denuncias se empolven o les salga moro moro.
° CON Vizcarra, era el apresuramiento inusual y hasta expeditivo, mejor dicho, la forma, no el fondo, si esa inhabilitación se hubiera visto hoy, lo que hubiese sido cuestionable. Y lo que inducía a pensar que lo único que se buscaba, en lo inmediato, con esa prisa, era bajar del carro a Vizcarra, en la víspera del día D electoral, para complicarle más las cosas y su elección como congresista.
° LOS procedimientos deberían ser, para todos, más transparentes. No así. Con desconcertantes claroscuros. No es verdad que la política sea cochina No, no. La ensucian quienes la desnaturalizan a su libre albedrío. Si quieren saber como quiénes, sólo miren a su alrededor.
° HASTA MAÑANA

{ Shareit }

Slider-dengue-2019
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020