17
Jue, Jun

Palabras Sueltas CDLXXII

Palabras Sueltas CDLXXII

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro

TAL como estaba anunciado, ayer se reunieron, en Palacio de Gobierno, Vizcarra y Merino. Este último, según se dijo, iría a esa cita llevando bajo el brazo algunas propuestas del legislativo en materia económica y de salud y la voz de las regiones para visibilizar ciertos reclamos. ¿Más presupuesto? Sería una barbaridad pedir eso cuando muchas de ellas ni siquiera llevando gastando el 50% del que ya tienen. Consúltenle al MEF.
° HABLANDO de Merino -y hay que hacerlo porque, quiérase o no, es el presidente de este Congreso de la República que hoy tenemos- dijo ayer que el país debería estar agradecido con ellos -los padres de la patria- por haber logrado aprobar, a golpes y porrazos o como sea, las reformas políticas que ya conocemos. Cuando se le preguntó por el voto preferencial, que todavía seguirá en uso, lo que hizo fue lavarse las manos y ambiguamente decir que esa reforma no se abordó porque faltó un previo “acuerdo político”. ¡Pamplinas!
° LA eliminación del voto preferencial sólo requería levantar la mano aprobándola y listo. Ni siquiera demandaba, de parte de estos chicos del Congreso, un debate concienzudo, profundo y clarividente. Al agua tampoco se le puede masticar nada. Simplemente a estos congresistas nuestros no les dio la gana, por conveniencia, sacar adelante dicha reforma. Nada que no salió porque faltó un previo “acuerdo político”. “Mañas”, dirían las abuelitas de antes.
° AHORA sí que está jodido Edgard Alarcón, el congresista de la bancada de UPP que preside, por increíble que parezca, nada menos que la Comisión de Fiscalización del Congreso. Recordarán que él, con Merino, dieron bote, semanas atrás, cuando ya pensaba tener vacado a Vizcarra con unos audios que abrazaron, ni bien les llegó a sus manos, como si, con ellos, se hubieran sacado la lotería. Ji,ji,ji. Patinaron rico.
° BUENO, al grano. La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales admitieron, por fin, declarándolas procedentes -tampoco tenía otra salida- las dos denuncias formuladas por la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, contra Edgard Alarcón. Son dos denuncias bien clavaditas por los presuntos delitos de peculado y enriquecimiento ilícito de cuando era contralor de la República. Digamos que este es el comienzo del fin de la carrera pública de Alarcón. Sabe lo que le espera salvo que más adelante se haga humo. Conociéndolo, eso tampoco llamaría la atención.
° ¿Y AHORA qué sigue? Un largo camino que ambos expedientes tendrán que recorrer de aquí hacia adelante. Si esta Subcomisión de Acusaciones Constitucionales demoró sospechosamente dos meses y medio en atender las citadas denuncias, imagínense el tiempo que podría tomarse la Comisión Permanente del Congreso para volverles a echar una miradita y, por mayoría de sus miembros, decidir qué hacer con ellas. Y otra vez de vuelta a la antes mencionada Subcomisión y nuevamente de retorno a la Comisión Permanente. Y, finalmente, al Pleno. Una eternidad.
° BIEN amarrada la chiva, como dicen los piuranos, esas dos denuncias constitucionales contra Alarcón podrían no ver la luz del día con este Congreso. No importa. Pero Alarcón no se salva. Hay que tener fe y creer, no a ciegas desde luego, aunque sí con un poco de confianza, en ese aforismo que nos dice que la justicia tarda, pero llega.
° ESTO sí que no lo van a creer, aunque tendrán que creerlo porque es bien cierto. ¿Se acuerdan ustedes de Daniel Mora? Claro, el que fue congresista dos veces por Perú Posible y ministro de Ollanta, además de militar retirado del Ejército y también bien pegalón -le daba duro a su esposa, según contó ella-. Bueno, ese Mora -fiel a sus genes- se ha convertido hoy en un flamante militante del Frente Patriótico, el partido de Antauro Humala. Seguramente, pronto, Mora se declarará fanático, como Antauro, de la aplicación de la pena de muerte en el Perú. Ahora que es un converso de él.
° ASI como está de desunida la izquierda peruana, lo más probable es que, en las elecciones generales del próximo año, no saquen esta vez ni para el té. Dos de sus caras más visibles -Verónika Mendoza y Marco Arana- apenas aparecen en las encuestas. Ella, en una reciente consulta de Ipsos, figura con un 4% de la intención de voto: y, él, Arana, con menos del 1%. Que quedará para Vladimir Cerrón, el ex gobernador de Junín, también de izquierda y con un partido propio: Perú Libertario. El sí que está bien fuera del radar.
° HASTA MAÑANA

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020
Slider-dengue-2019