03
Mar, Ago

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

TRES listas se disputarán hoy la Mesa Directiva del nuevo Congreso. La última en ser presentada fue la de Perú Libre con José Enrique Jerí, de Somos Perú, presidiéndola. Las otras dos tienen como cabezas a Jorge Montoya, de Renovación Popular, y a María del Carmen Alva Prieto, de Acción Popular. Esta última es un combinado. Están allí APP, Podemos Perú y Avanza País. Las otras fichas de la lista de Montoya son de su misma cantera. Mejor dicho, de Renovación Popular. ° Y aquí viene la pregunta del millón: ¿Cuál de esas tres listas tiene mejor pedigrí y triunfo asegurado? Algunos dirán que la de María del Carmen Alva Prieto, por su composición. Pero echando pluma, pues los números no engañan y aquí los números son los que valen, su combinado le daría 43 votos. Montoya, con los 12 votos de sus congresistas, más los 24 de los de Fuerza Popular, suponiendo de que éstos corran en bloque a darle su bendición, sólo sumaría 36 votos. ° SUELTOS quedan los votos de los congresistas del Partido Morado (3) y el de Héctor Valer, expulsado de Renovación Popular y, por inferencia, fuera de la bancada de dicha agrupación política. Más que de las otras, estos cuatro votos sueltos están más cerca de la lista presentada por Perú Libre que ya suma, con los votos suyos (37), con los de Juntos por el Perú (5) y con el de Flor Pablo (no agrupada), suficientes votos para ganar: 48 en total. ° QUEDA, pues, claro que la división de la oposición en el nuevo Congreso, antojándosele presentar dos listas, se la ha puesto fácil a Perú Libre para hacerse, si nadie se lo impide, del control del aquel otro poder del Estado. Salvo que a última hora -y para ser coherente consigo mismo y con sus planes de oposición- Keiko haya instruido a sus parlamentarios a que vayan a votar pensando, así dejen tirando cintura a Montoya y a Porky, el mentor de éste. ° CON Montoya, en la presidencia del Congreso, se agravaría un poco más el peligro que ronda alrededor de la institucionalidad del país. Por su temperamento confrontador, Montoya es el congresista menos recomendable para ese cargo. Se sentaría allí con una galonera de gasolina. No con un cubo de agua que es lo que se necesita para evitar avivar fuegos. Y mucho peor sería, claro está, si Perú Libre se saca esa lotería. Basta con Pedro Castillo, en el Ejecutivo, y con Cerrón detrás suyo, para que más de la mitad de los peruanos ya no pueda dormir hoy tranquila. ° ¿Y cuál es, entonces, la carta más viable y fija que le queda por jugar a la oposición en la elección por la presidencia de este nuevo Congreso? Sólo esta: la de María del Carmen Alva Prieto. Casi seguro que ella a va a ser la premiada. Ahora a otro tema. ° ADEMÁS del rey de España, Felipe IV, que estará en el país el 27 para asistir a la ceremonia de investidura de Pedro Castillo como nuevo presidente del Perú, también harán lo mismo los mandatarios de Bolivia, Luis Arce Catacora; de Argentina, Alberto Fernández; y de Ecuador, Guillermo Lasso. De Brasil sólo vendrá el vicepresidente, Hamilton Mourao; y de Uruguay, también el segundo de a bordo en dicho país, Francisco Bustillo. Y, por el momento, nadie más de ese nivel. ° HAY quienes esperan que la presencia del rey de España en la mencionada ceremonia de investidura no sea motivo, recordando también el bicentenario de nuestra independencia, para innecesarias recriminaciones históricas contra la antigua metrópoli española en la época de la colonia. Lo cortés no quita lo valiente ni la sobriedad la firmeza del discurso. Hay zurdos que piensan que la altisonancia y el verbo encendido, como el mensaje populista, los hace aparecer más revolucionarios. Esta última palabra, encomillada. Por hueca. ° PARECE ser que Patricia del Río ha dejado de escribir en el diario “El Comercio”. Al menos no lo hizo ayer, y, quienes estamos habituados a leerla, esa ausencia se dejó sentir y nos causó extrañeza. No hace ni un mes que Patricia también se alejó de RPP. Trabajando allí estuvo más de 15 años. A diferencia de otros periodistas, Patricia siempre ha procurado ser una fiel testigo de su tiempo, y de opinar, si tiene que hacerlo, con mucha independencia de criterio. Algo muy respetable en un periodista. ° A propósito, hay quienes creen, de manera equivocada, que un periodista debe ser una especie de gonfalonero y, por supuestamente serlo, obligarse a levantar, con actitud excluyente, cualquier estandarte que alguien, por allí, le ponga al frente y pidiéndole que lo haga suyo. No es así. ° LASTRAR de esa manera este oficio es perderle respeto y desvalorarlo. Y es justamente lo que han hecho muchos de quienes lo ejercen, medios incluidos, en la reciente campaña electoral. Tomando partido por uno u otro candidato. Convirtiéndose, incluso, en patéticos activistas de ambos contendores, y negándole a sus lectores, o a su público, una visión más completa de lo que estaba pasando en esta coyuntura aquí. ° HASTA MAÑANA

Comentarios a vuelo de pájaro.

Leer más...

Más artículos...

Slider-dengue-2019
banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN