27
Dom, Nov

Quizás, quizás, quizás

Quizás, quizás, quizás

Sociedad
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

QUIENES redujeron sus salidas nocturnas de los fines de semana, obligados por la pandemia o la edad, no habrán necesitado -suponemos- el consejo de nadie para cambiar de costumbres y reemplazar por otras aquellas que activaban las escapadas de serenata de antes.


CON la pandemia, mucha gente terminó volviéndose más casera, y descubriendo habilidades y aficiones que ignoraban tenerlas. Otras empezaron a leer, y quienes habían dejado de hacerlo retomaron con más placer este hábito. Lo cierto es que cada quien se las ingenió como pudo para llenar esas horas vacías que el encierro por la pandemia trajo.
PONERSE a escuchar música también fue otro socorrido pasamiento entonces. Se le echaba mano durante los fines de semana -los viernes, sobre todo-. Para muchos fue algo así como un sedante. Calmaba a más de un espíritu sediento de calle. Fue por esos días, y en una de aquellas incursiones musicales, que dimos con canciones que parecen hasta ahora imperecederas.
Y si lo son, o están durando y no han envejecido y siguen gustando, presumamos que dicha permanencia se deba a que son creaciones artísticas grandes. Un buen oído, no dudaría en poner a “Siboney” en dicha lista de canciones perdurables. Ni dejaría de incluir allí a más de una de las que compuso Agustín Lara. Fijas serían “María Bonita” y “Solamente una vez”.
TAMPOCO obviarían esta otra, “I Will Always Love You”, que Whitney Houston hizo más memorable cuando la grabó con su voz y fue parte de la banda sonora de la película “El guardaespalda” (1992) en la que ella también actuó. Los entendidos de música aseguran que esta es la canción de amor más famosa del mundo. Debe serlo, seguramente.
DE “Siboney” falta decir que es una canción que ya está durando una eternidad, y que la han interpretado montones de reputadas voces. Como la de Xiomara Alfaro, Omara Portuondo, Nana Mouskouri y Connie Francis. Cubanas las dos primeras, la otra griega y la Francis de nacionalidad estadounidense.
AGREGUEMOS también esto: no hay fin de semana que no escuchemos aquella canción. O que no oigamos a Olga Cerpa cantando “Veinte años”, o a Consuelo Velásquez interpretando ella misma su inolvidable “Bésame mucho”. O esta otra que comienza así: “Siempre que te pregunto/ Que cuándo, cómo y dónde/ Tú siempre me respondes/ Quizás, quizás, quizás…”

Anuncio Palomino Abogados
Anuncio Caja Sullana
Anuncio Beneficios Tributarios

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.