17
Jue, Jun

Brasil comienza análisis de la candidata vacuna china para combatir el coronavirus

Brasil comienza análisis de la candidata vacuna china para combatir el coronavirus

America Latina
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El primer paquete de datos con los resultados de los primeros experimentos, elaborados en laboratorio chino y con animales, ha sido entregado a Anvisa, en San Pablo.

El pasado viernes 2 de octubre, las autoridades sanitarias de Brasil arrancaron los análisis preliminares de los resultados de la Coronavac, una de las candidatas a vacuna contra el coronavirus elaborada por el laboratorio chino Sinovac, y de la que el país sudamericano ya compró 46 millones de dosis.

Según la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), recibieron el primer paquete de datos con los resultados de los primeros experimentos hechos con la mencionada vacuna, que han sido elaborados en laboratorios chinos y con animales. Así, comenzarán a analizarlos y tratar de agilizar su registro, siempre y cuando las pruebas en humanos tengan éxito.

La revisión de los primeros datos se logra gracias a un mecanismo que, según Anvisa, les permite confirmar los documentos en la medida en que van quedando disponibles, pero ello no es sinónimo de que se haya recibido la petición oficial de registro de vacuna.

Los documentos han sido enviados por el laboratorio brasileño Instituto Butantan, que está relacionado a la gobernación de San Pablo. En el país sudamericano, cuenta Infobae, se espera que los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus del mencionado laboratorio sumen 13.060.

Cuando esté registrada en Brasil, la transferencia tecnológica de la vacuna se podrá hacer en el Instituto Butantan. Por lo pronto, la gobernación de San Pablo ha encomendado 46 millones de dosis de la vacuna para inmunizar a las personas de la ciudad más rica y poblada a partir del próximo 15 de diciembre.

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020
Slider-dengue-2019