26
Mar, Oct

Nos dejó Wilfredo " Sordo " Palacios

Nos dejó Wilfredo " Sordo " Palacios

Deporte
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Triste noticia. En la mañana de hoy dejó de existir el sullanero Wilfredo "Sordo" Palacios, otrora arquero de los seleccionados de fútbol de Sullana y también de los clubes Defensor Buenos Aires y Alianza Atlético. Sus sobresalientes actuaciones en los pórticos lo llevaron a encumbrarse como uno de los más destacados en toda la historia del fútbol chirense.


Wilfredo fue titular en la selección juvenil de Sullana que, bajo la batuta del entrenador Armidio Agurto Devoto (f), obtuvo el subtítulo del Campeonato Nacional de Fútbol jugado en Lima en 1964. Acá, era arquero del Defensor Buenos Aires.
Luego pasa a las filas de Alianza Atlético y forma parte del plantel estuvo a punto de llegar a la final de la Primera Copa Perú de 1967, pero el descarado arbitraje de Arturo Yamasaki se lo impidió.
Alianza había empatado 3-3 en Chiclayo contra Juan Aurich en el partido de ida por la final regional y en el lance de vuelta, jugado el 7 de mayo, en el estadio de Sullana, Yamasaki le anula un gol "olímpico" a José "Flaco" Dioses, casi al final del cotejo. Era el empate 2-2 y que, por diferencia del gol como visitante, le hubiese dado la clasificación a Alianza.
Wilfredo era titular indiscutible en Alianza y el presidente y mecenas del club, Don José Andrés Lama Peña, no quería que se vaya a otro equipo. Por eso le ofrece trabajo en las empresas industriales de las que era accionista: Compañía Oleaginosa del Perú S.A. (COPSA) y Compañía Industrial Verrando.
Tanto en la segunda mitad de los años 60, como a inicios de los 70, Palacios Ortiz se ganó el respeto y admiración no solo de la hinchada aliancista, sino de la afición deportiva en general de La Perla del Chira. Tuvo propuestas para incorporarse a otros clubes de Piura y Talara, pero su cariño por Alianza Atlético siempre pudo más.
Terminada la actividad industrial, "El sordo", como siempre lo llamó la hinchada, se compra un automóvil y se dedica al transporte público y de escolares por varios años y posteriormente a labores de fisioterapia en su domicilio ubicado en la Primera cuadra de la calle José Nicolás de Piérola, en Sullana, donde vivía junto a su esposa, la profesora Norma Taboada Montenegro, quien recibe condolencias junto a sus hijas.
¡DESCANSA EN PAZ, "SORDO" PALACIOS. DEJASTE HUELLAS IMBORRABLES BAJO LOS ARCOS DE FÚTBOL Y TAMBIÉN ENTRE TU FAMILIA!

(shareit)

Slider-dengue-2019
banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN