24
Sáb, Jul

Miserable golpe de estado contra el pueblo peruano

Internacional
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Confabulados todos.

El antaurismo chavista que busca la amnistía de su líder, los lobbys del Club de la Construcción que han denunciado al Perú, por millonarios arbitrajes internacionales para recuperar sus fortunas malhabidas, la piara de mas de 60 parlamentarios con prontuario en la Fiscalía, la falsa secta israelita cocalera que litiga con las comunidades indígenas de la selva miles de hectáreas de tierras en un tráfico asqueroso, las bandas de narcotraficantes que financian universidades artificiales para lavar activos con “etiqueta de decencia y cultura”, las cúpulas de los partidos que reciben financiamiento electoral de las mafias brasileñas. Sí, toda esa podredumbre se ha unido para darle un golpe de Estado, al sufrido pueblo peruano, que llora a los 34 mil muertos por la pandemia, y ve con desgarro como ese virus ha debilitado a un millón de peruanos de los sectores más pobres del país.
La charca de la corrupción al vacar al presidente Vizcarra, ha impuesto en la presidencia de la República al cabecilla del parlamento, un sátrapa que llegó al hemiciclo con menos de 5 mil votos, de los 24 millones de electores, que se ausentaron en protesta de las urnas o viciaron sus boletas, pero el golpista cree tener el apoyo ciudadano que sin embargo estalla en protestas callejeras.
Con el gobierno del sátrapa Merino, el extremista chavista Antauro, ya tiene un pie en la calle con una posible amnistía, las empresas del Club de la Construcción, financistas del golpe, incluyendo a Odebrecht, ya pueden cobrar sus multimillonarios arbitrajes, los parlamentarios corruptos, ya pueden lograr la impunidad total a sus delitos, mientras con un desembalse de falsas leyes “a favor del pueblo”, totalmente desfinanciadas, hundirán la economía nacional a una hiperinflación peor que la de Venezuela, porque la caja fiscal está en rojo y eso lo sufrirá el pueblo cuando empiecen a subir los precios de los alimentos y productos de primera necesidad debido a la hiperinflación galopante.
La agudización de la pandemia y de la crisis económica, serán pretextos del sátrapa Merino y su gabinete de cómplices, para acusar al gobierno anterior de todos los males, y aplazar las elecciones con la extensión del mandato de los impresentables parlamentarios golpistas que aprobarán leyes para su reelección, previa captura del Tribunal Constitucional.
El Perú, ha retrogradado al año 1963 cuando asumió Fernando Belaunde, en un gobierno complaciente con los grupos de poder económico, el gamonalismo esclavista, los financistas mercantilistas y los contratos petroleros leoninos que llevaron al General Juan Velasco Alvarado, a quebrar ese cogollo de corrupción oligárquica.
La satrapía golpista, auspiciada por el mercantilismo de todos los clubes de la corrupción, tiene el rechazo iracundo de las juventudes peruanas y de la ciudadanía indignada que sale a las calles a defender a la República y la Democracia con todo derecho a la insurgencia ante tan podridos usurpadores en el poder que con su dictadura congresal ante el estallido social, es posible no lleguen en su aventura ni a fin de año en una Patria, que no se merece otro oprobio.

banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
Slider-dengue-2019