14
Vie, May

La literatura fantástica en Piura

La literatura fantástica en Piura

Literatura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

De pronto, la narrativa piurana se ha visto interesada por los temas de la minificción, ganada por el “Desafío de la brevedad”, un par de jóvenes escritores: Antonio Zeta Rivas y Luis Paul Cardoza Nizama, han logrado hacer la “Antología de la minificción en Piura”, donde rescatan algunos escritores de la tradición como Luis Felipe Angell de Lama y Eduardo Borrero Vargas, que son pioneros en el manejo de las técnicas narrativas breves.


Lo que sorprende en el interés de la nueva narrativa que llama la atención de los nuevos lectores piuranos, es que se suma a esta aparente moda literaria, otros géneros, que antes parecían marginales: los cuentos fantásticos de anticipación y la ciencia ficción; y que hoy, son un fenómeno social, que convive con el uso de las nuevas tecnologías como son el internet, el video, el celular. Se acusa a los jóvenes de leer muy poco, pero en verdad ellos están interesados por la brevedad de los relatos, tanto en la literatura como en el cine.
El “boom” de los relatos breves, se da ahora con el éxito en el consumo de una literatura fantástica, y la ciencia-ficción, fenómeno literario y social que en Piura está desplazando el antiguo interés por el realismo y el costumbrismo. Paradójicamente, dos escritores del realismo literario como son Carlos Calderón Fajardo (“Así es la pena en el paraíso”) y Víctor Borrero Vargas (“Cuentos tallanes”) que estaban en una búsqueda sincera de zafarse de la camisa de fuerza del realismo, pero en esa búsqueda de su trabajo literario los detuvo prematuramente la muerte, impidiendo en sus obras ese paso del realismo hacia lo puramente fantástico.
Eduardo Borrero Vargas, ha logrado realizar con cierto éxito esta apertura del realismo hacia la “science-fiction” (que es la designación internacional abreviada para referirse a la literatura de ciencia ficción), quien es justamente hermano de Víctor Borrero (narrador prestigioso del realismo piurano). Tiene un sinnúmero de libros publicados sobre el tema de la literatura fantástica entre los que destacan: “Del misterio y otros abismos”, “El Creador del Universo”, “Los tres toques de la muerte”, “Marlon y su vida de perros”, “Cuentos parabólicos-La mirada del terror”, libros agotados y vendidos en las diversas ferias de libros que se realizan en el país con un gran éxito.
Eduardo Borrero Vargas, nació en Sullana, estudio en San Marcos la carrera de Bioquímico, por razones laborales y académicas ha vivido un buen tiempo en Centroamérica y en Estados Unidos. Es narrador, poeta, se declara amante de la literatura. Acaba de publicar “Cosas que suceden…cuentos fantásticos” (Ediciones Vicio Perpetuo, marzo 2021). Pues bien, creo que es un libro redondo, donde demuestra ya un gran manejo en el oficio, donde la vida es un fenómeno indiscutiblemente dramático, la hominización es un acontecimiento ineluctable, difícil de entender sino reflexionamos en el contexto infinito del tiempo y el espacio.
La idea de que las “ficciones” al seguir su discurso narrativo ocupan siempre un espacio y un tiempo son por lo demás conceptos relativos. La ciencia avanza, y nos ayuda a vislumbrar mejor el porvenir actual. Los “manifiestos futuristas”, también, se van quedando como objetos estáticos al trascurrir el tiempo. Sabemos poco acerca del tiempo, desde los pitagóricos hasta la obsesión de Newton por la mecánica clásica, y la explicación de la física cuántica acerca del átomo y el enlace químico, son detalles que nos convencen de que todo en la vida es movimiento, la interacción de la luz con las partículas y el comportamiento de la materia, nos llevan a creer, que existe con prestigio ya desde hace un buen instante una literatura de “anticipación”. Para observar los misterios de la vida, acciones que viven en la realidad de las cosas, son sucesos y situaciones que nos van haciendo cambiar nuestra manera de pensar las cosas. Ya no es privilegio de los filósofos observar cómo funciona el trascurrir de las cosas, sobre los acontecimientos que le suceden al hombre y a la humanidad. Lo más libre en el pensamiento actual del hombre moderno son la creación de “ficciones”. La realidad actual de mundo moderno se ha vuelto borgiana, y sabemos que desde los inicios primitivos, en las culturas amazónicas, la concepción del tiempo es -también- circular. Todo lo que viaja vuelva al mismo instante, y al mismo sitio, pero de otra forma.
El hombre, viene desde hace un buen tiempo ubicándose en el futuro, sin encontrar todavía la verosimilitud de la realidad, ni respuestas algunas a las preguntas de sus dudas y de sus utopías, de allí la falta del interés actual por la novela “realista”. El relato “hipotético”, en la infinitud del tiempo cósmico que desarrollaron los maestros Sagan y Asimov, hace unas décadas, tiene en los relatos cortos de las “Cosas que suceden” del escritor piurano Eduardo Borrero Vargas una fuerza especial, le dan a su literatura “fantástica” una prolongación de prestigio. Eduardo Borrero Vargas tiene lectores que lo siguen y lo celebran, todos los mundos imaginados son posibles, la literatura es una acción, con razones científicas, son también en esta incierta posmodernidad un espacio para pensar y moverse. Celebramos los relatos cortos de “Cosas que suceden” de Eduardo Borrero Vargas, intentan una apertura que merece nuestra atención a partir de buscar “otras realidades” en un mundo donde el escritor no está contento muy a menudo con lo que pasa alrededor de la llamada realidad. Les dejo, entonces, estas reflexiones para entender y aproximarnos a la narrativa fantástica del escritor piurano Eduardo Borrero Vargas

{ Shareit }

banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
Slider-dengue-2019