16
Jue, Sep

Debate con más dudas que aclaraciones

Debate con más dudas que aclaraciones

Ing. Guillermo Nole Panta.
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El esperado debate entre Pedro Castillo Terrones, de Perú Libre, y Keiko Fujimori Higuchi, de Fuerza Popular, en la localidad de Chota (Cajamarca); nos sumergió en un mar de dudas por lo gaseosa e insulsa que fue la polémica sobre reactivación económica, seguridad ciudadana, salud, educación y corrupción.

Pedro con su limitada formación política, sus vaguedades e imprecisiones  para explicar cada uno de los temas del debate, dejó la impresión de un aspirante  a presidente que no supera el esquema mental de rondero y dirigente sindical.

Más emocional que racional y lógico para abordar los temas, Castillo Terrones deja entrever a un candidato bien intencionado en su propuesta de la transformación política, social y económica del país, pero entusiasta e idealista en la forma como materializarla.

Piensa equivocadamente que estando en el mando, actuaría como un dictador o rey omnipotente y absoluto carente de control por parte de los poderes del Estado.

De otra manera no se explica la convicción y la seguridad de desaparecer al Tribunal Constitucional, a la Defensoría del Pueblo, disminuir los sueldos a ministros y congresistas, entre otras ilusiones si llega al sillón presidencial.

Declarar luego del debate, que no participará en más discusiones con su rival electoral Keiko, puede resultarle favorable para evitar que la primacía de su respaldo popular sobre el de la lideresa de Fuerza Popular involucione por falta de convencimiento en su propuesta, hasta el extremo de revertirse dentro de poco y posibilitar el ascenso al poder de la hija del presidiario Alberto Fujimori.

Por su parte Keiko Fujimori durante el debate, demostró incoherencia y falta de recursos entre lo que quiere hacer y cómo lograrlo. Se esforzó más en comunicar de manera lírica las formas, antes que de la precisión y consistencia de los contenidos para hacerlos realidad.

No fue convincente para explicar cómo resolver la crisis económica por efecto de la pandemia del Covid-19, la corrupción que engendró de manera escandalosa su padre durante los diez años que estuvo en el Gobierno, la mercantilización de la educación avalada por la Carta Magna fujimorista promulgada en 1993 y la creciente inseguridad ciudadana derivada de un problema estructural que compromete el aspecto socioeconómico de los sectores pobres y extremadamente pobres de nuestra sociedad y el aparato logístico y marcial de la Policía Nacional.

En conclusión, el debate entre los dos candidatos que disputarán el 06 de junio la Presidencia de la República dejó la sensación agridulce de estar ante dos postulantes bisoños de la política nacional que tienen mucho por aprender si quieren trascender como conductores del Gobierno Nacional en un país tan complicado como el Perú.

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
Slider-dengue-2019
banner cmac 2020