24
Sáb, Jul

La muerte de Diego Armando Maradona

La muerte de Diego Armando Maradona

Ing. Guillermo Nole Panta.
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Diego Armando Maradona Franco, dejó de existir a los 60 años víctima de un paro cardio respiratorio ocasionado por su adicción a la cocaína.

Desde que Maradona debutó en el balompié profesional de Argentina en octubre de 1976 defendiendo los colores de Argentino Junior, el popular Pelusa como cariñosamente lo llamaban, mostró su indiscutible talento en el dominio del balón que lo convirtió en un futbolista muy cotizado en su país, América y Europa.

En 1982 fue contratado por el Barcelona de España, pero no duró mucho tiempo defendiendo los colores azul-grana del popular club español. Comenzó a frecuentar malas compañías que lo indujeron al consumo de estupefacientes.

Su vida privada disipada obligó a los dirigentes  del Barcelona a transferirlo al Nápoles de Italia donde jugó en el lapso 1984-1991.

En 1985 regresó a su país tras ser convocado para jugar la eliminatoria premundialista México 1986. Argentina logró clasificar al mundial de manera angustiosa luego de empatar a dos goles con la selección peruana en encuentro jugado en el Estadio Monumental de River Plate.

En la competencia mundialista, el cuadro albiceleste de la mano de Diego Armando se coronó Campeón Mundial luego de vencer a Alemania 3 a 2 en el Estadio Azteca.

Luego de la obtención de la Copa del Mundo, Maradona retornó al Nápoles. Se pensó que luego de su brillante actuación en México cambiaría de actitud dejando de lado las pasiones malsanas, pero no fue así. Los directivos del club italiano decidieron venderlo al club español Sevilla donde jugó las temporadas 1992 y 1993.

Culminado el contrato con el Sevilla y en evidente declive de sus facultades que lo hicieron famoso, regresó a Argentina para jugar por el Boca Junior hasta el año 1997 en que oficialmente se retiró del fútbol.

Alejado de la actividad futbolística protagonizó, en más de una ocasión, bochornosos incidentes en su país y en el exterior bajo los efectos de la droga, que merecieron el repudio y censura de parte de sus detractores y admiradores.

Su muerte, es el epílogo de un jugador excepcional que no tuvo la suficiente fuerza de voluntad para decirle no al consumo de la cocaína que finalmente acabó con su vida. En este sentido fue un pésimo ejemplo para la nueva generación de futbolistas.

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
Slider-dengue-2019
banner cmac 2020