26
Jue, Nov

La rebelión de los jóvenes

La rebelión de los jóvenes

Ing. Guillermo Nole Panta.
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los artífices de la asonada popular que terminó con el mandato inconstitucional e ilegítimo de Manuel Merino de Lama, han sido en su mayoría, jóvenes universitarios menores de 30 años.

Con el ímpetu y los ideales propios de su edad, salieron a las calles y plazas a lo largo y ancho del territorio nacional, clamando contra la corrupta clase política que abusa del poder para saciar apetitos personales y político-partidarios, relegando a un segundo plano el bienestar colectivo que demagógicamente dicen representar y defender.

No es la primera vez –y espero que no sea la última- que los muchachos salen a las calles a protestar contra lo que consideran injusto o ilegal. En el año 2015, durante la gestión de Ollanta Humala, hicieron retroceder al Poder Ejecutivo que se vio obligado y presionado a derogar la denominada Ley Pulpín.

La norma brindaba la oportunidad a los estudiantes de carreras técnicas egresados de universidades o institutos, de laborar en empresas productivas y de servicios, pero ad honoren y sin ningún seguro que los protegiera en caso de sufrir accidentes laborales.

La insurgencia juvenil que terminó con el efímero gobierno de Merino de Lama, ha tenido un costo doloroso. Dos jóvenes han perdido la vida, amén de muchos heridos, detenidos y desaparecidos.

Pero el sacrificio no será en vano. La democracia participativa en la fiscalización del aparato gubernamental debe convertirse, de hoy en adelante, en un hábito para impedir que políticos corruptos y angurrientos de poder en defensa de mezquinos intereses, atenten contra la gobernabilidad y estabilidad política del Perú.

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
Slider-dengue-2019
banner cmac 2020