24
Sáb, Jul

Desobediencia mortal: 13 muertos

Desobediencia mortal: 13 muertos

Ing. Guillermo Nole Panta.
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Transgredir las disposiciones gubernamentales que prohíben las reuniones sociales por el estado de emergencia sanitaria que vive el país a raíz de la pandemia del Covid-19, le costó la vida a 13 irresponsables jóvenes que participaban  de una fiesta clandestina en la discoteca “Thomas” del distrito de Los Olivos en Lima.

No es la primera vez –ni será la última- que hechos dolorosos como el ocurrido en Los Olivos vuelven a reiterarse en la capital. El 20 de julio de 2002 en la discoteca “Utopía” ubicada en el distrito de Surco, 29 jóvenes murieron asfixiados por la falta de seguridad del recinto.

Esta vez las condiciones en que ha ocurrido la tragedia son diferentes. Desde que el gobierno decretó el aislamiento social el 16 de marzo, quedaron terminantemente prohibidas las reuniones sociales de toda índole para evitar el contagio del coronavirus.

Incluso se decretó, a nivel nacional, la inmovilización total mediante el toque de queda diferenciado para impedir la circulación de peatones y vehículos.

Pero esto no lo entendieron así los propietarios de la discoteca “Thomas” que de manera insensata promovieron la reunión social el sábado 22 del presente, desde las 2 a.m hasta el inicio del toque de queda programado de 10 p.m a 4 a.m.

La responsabilidad de los hechos recae directamente en el dueño del establecimiento y del promotor de la diversión. A sabiendas que estaban impedidos legalmente de hacerlo, temerariamente lo hicieron en complicidad con los jóvenes asistentes.

La intervención policial que originó el tumulto dentro del local por la desesperación de los invitados de querer escapar para ganar la calle por una estrecha escalera ante la presencia de las autoridades, exime de culpa a los efectivos policiales. Ellos cumplían con el mandato de la superioridad ante un flagrante caso de desacato de la ley.

A los responsables de esta tragedia que ha enlutado innecesariamente a trece familias de Los Olivos, les espera como castigo todo el peso de la ley.

Slider-dengue-2019
banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN