27
Mié, Ene

Palabras Sueltas 557

Palabras Sueltas 557

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.

° ESPEREMOS -Dios quiera que eso no pase- que el anuncio sobre la llegada, en este mes de enero, de un primer lote de vacunas anti Covid no lo ensombrezca esos perversos que nunca faltan para aparecer, como pájaros de mal agüero, cargados de vaticinios pueriles y hasta absurdos. Como atribuirle a dicha vacuna algún imaginario efecto colateral sólo para generar en la población miedo y resistencias y entorpecer, por torvas y oscuras razones o por ignorancia, su aplicación masiva.
° SE acordarán ustedes que en los momentos más críticos de esta pandemia del coronavirus hubo un congresista de la bancada de Acción Popular y representante por Puno, Orlando Arapa, que hasta llegó a decir que contaba con testimonios de gente que habría visto avionetas sobrevolando su región y esparciendo, desde arriba, dicho virus. Que roche. El resto de su bancada de inmediato sacó un comunicado calificando esas declaraciones de irresponsables.
° Y así como él, como Arapa, puedan que haya otros legisladores, en bancadas como las de Perú Posible, Frepap o Frente Amplio que salgan a buscarle tres pies al gato, y ya no tanto por ignorancia, sino impulsados por otras perversidades o sólo por joder o seguir desestabilizando al país. A ellos hasta podría sumarse Martha Chávez. Si lo dicho ocurre, ya verán.
° EN el mundo no hay otro país, aparte de Israel, que haya logrado, en un tiempo bien cortito, inmunizar a buena parte de su población con una de las nuevas vacunas recién creadas contra el coronavirus; y, sin embargo, y por más paradójico que esto parezca, Israel, en estos momentos, se ha visto obligado, por un nuevo rebrote del coronavirus en su territorio, a confinar nuevamente a su población.
° LA vacuna es sólo eso, una gran esperanza de vida, pero no algo que nos garantice, al menos por ahora la seguridad de que, de aquí a mañana, podamos estar cantando victoria como señal de que, por fin, hemos logrado arrinconar, o torcerle el pescuezo o pisarle la cola, a ese espantoso virus. En esta lucha, arriar banderas o bajar la guardia, confiándonos sólo en la vacuna, sería una tarambana.
° LLEVÁBAMOS días no acordándonos del congresista Edgar Alarcón, ni él, ahora, mostrándose mucho en público con ese aire desafiante con que lo hacía antes, cuando la presidencia del Congreso de la República estaba en manos de su pata Ñuco Merino. Hoy, Alarcón debía de comparecer ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales para responder por la denuncia constitucional presentada en contra suya por la Fiscal de la Nación por un caso de enriquecimiento ilícito en el que está involucrado hasta las orejas. No se presentará.
° ¿QUÉ ha pasado? Alarcón ha evitado recurrir, para justificar su inasistencia, al repetido pretexto de la salud quebrantada o a ese otro frecuentado subterfugio del mal pasajero. Sólo ha dicho que no irá a dicha cita por encontrarse fuera de Lima; en la ciudad de Arequipa, para ser más exactos. ¿Haciendo qué? Tampoco nadie lo sabe ni él lo ha dicho. Pero no importa. Lo cierto es que Alarcón ya debe estar convencido de que, a partir de ahora, lo que le espera por delante es un largo camino cubierto de abrojos. ¿Quién ha dicho que el delito no paga?
° ASI él no gane la presidencia de la República, Julio Guzmán ha anticipado que la futura bancada parlamentaria de su agrupación política, el Partido Morado, lo primero que hará, tan luego se instale, será denunciar constitucionalmente a todos los 105 congresistas que votaron por la vacancia de Vizcarra y consumaron, de esa manera, lo que, a todas luces, fue un golpe de estado. Con Merino a la cabeza, claro. Y si va a ser así que lo que se consiga sirva como lección para quienes, en el futura, pretendan a hacer lo mismo. Eso de que, en guerra avisada no muere gente, es mentira. Sí muere.
° HASTA MAÑANA

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020