18
Vie, Sep

Siempre que te pregunto

Siempre que te pregunto

Sociedad
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Recordando cantantes y canciones, Nat King Cole

ESA canción, en su letra original, comenzaba así: “Cuando salí de la Habana/ ¡válgame Dios!”. Y tal vez ustedes terminen de recordarla leyendo esta otra copla de ella: “Si a tu ventana llega/ Una paloma/ Trátala con cariño/ Que es mi persona”.

LA VERDAD es que no sé por qué, o tal vez sí, pero siempre creí que esta canción, que nació con el mismo nombre que conserva hasta ahora, “La paloma”, era mexicana. Seguramente la confusión venía por esa otra, esta sí mexicana, “Bésame mucho”. Ambas comparten, hasta hoy, fama y gloria a escala universal. “Los Beatles” fueron hinchas de las dos.

LAS ENCONTRÉ, y volví a oírlas de nuevo, mientras me entretenía buscando, como dicen en las radios, música del recuerdo, canciones de antaño, muchas de estas, como las nombradas, casi inmortales. Y me pasé horas y horas escuchándolas y en versiones diferentes, algunas de ellas asombrosas.

COMO una de “Cielito lindo”, por ejemplo, que nos pareció increíble en la garganta de Nona Moriskouri; o de esta otra canción, “Historia de un amor” –“Ya no estás más a mi lado corazón/ En el alma sólo tengo soledad”, dice la letra- interpretada por una joven cantante estadounidense de color, de 23 años, llamada Tanina Zaputo. Cuando Obama la escuchó cantar por primera vez quedó impresionadísimo. Cojudo, diríamos nosotros, los piuranos.

VEAN ustedes si debemos agradecerle a Vizcarra o a la cuarentena o a ambos, por ese tiempo de sobra que nos metieron en los bolsillos durante todos estos meses y que muchos de nosotros, como el que esto escribe, se permitieron, con ese tiempo de sobra, hasta para hacer cosas que antes no hacían.

SINO, tampoco hubiera llegado hasta aquí. Diciéndoles que, en esta cacería de tonadas viejas, también se nos cruzaron muchas, muchísimas más. Una de ellas, “Siboney”, que nos la resucitó, con su voz eterna, Pedro Vargas. O esa otra: “Veinte años” (“¿Qué te importa que te ame/ Si tú no me quieres ya?”, cantada por Omara Portuondo, inolvidable cantante cubana. Y Bocelli. El gran Bocelli: “Siempre que te pregunto/ Que cuándo cómo y dónde/ Tú siempre me respondes/ Quizás, quizás, quizás”. Ya ni para que decirles cuál es el título.

BUENO, para terminar, diremos que “La paloma” la compuso, alrededor de 1860, Sebastián de Iradier, un músico español increíble; todo un caso en su época. Y la autora de “Bésame mucho” fue Consuelo Velásquez, mexicana. La escribió a los l6 años. Según dicen, cuando nadie, sí, nadie para que lo sepan, la había besado todavía.

 

Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020
Slider-dengue-2019