07
Dom, Mar

QUÉ BONITA SEÑORITA EN CARNAVAL CAJAMARQUINO

QUÉ BONITA SEÑORITA EN CARNAVAL CAJAMARQUINO

Literatura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las coplas cajamarquinas son cantadas en estos días de carnaval e insinúan a la disputa y al contrapunto.

Con figuras literarias transmiten alegría acompañadas de sones de guitarras, saxos, trompetas, tarolas y trombones. Emocionan a habitantes y visitantes de la ciudad del Cumbe quienes con agua, polvo colorico y baile, viven la costumbre carnavalesca del pueblo cajacho. También hay coplas que se llaman cumananas en Lambayeque y Piura.

Estructura

Se compone de dos primeros versos, que son preámbulo de lo que vendrá en los dos versos siguientes a manera de cierre que redondea la idea, en forma pícara y punzante. Ejemplo: “Yo te digo, yo te digo/ yo te digo como amigo:/cómo vas a dormir sola/ pudiendo dormir conmigo./ Todos mean, todos mean,/todos me andan diciendo:/que tú meas, que tú meas,/que tú me has olvidado”. Los temas copleros tienen historia, anécdota y motivo común.

Recopilaciones de coplas

En las décadas setenta, ochenta y noventa del siglo pasado, las coplas se cantaban y eran parte de la literatura oral. Apenas se distribuían en impresiones a mimeógrafo. Luego de varios trabajos de investigación se publicó “Carnaval de coplas cajamarquinas” de Arturo Corcuera (Lima. Antares, 2009), seguidamente, en una edición de lujo aparece “300 Coplas del Carnaval de Cajamarca” (Lima, Lluvia, 2011) con recopilación de Rogelio Chávez y Alexis Chávez, y con la selección de textos de Esteban Quiroz y con fotografías alusivas de Hermann Bouroncle.

Qué bonita señorita

En 2016, causó impacto el poeta cajamarquino Manuel Alcalde Palomino con su libro “Qué bonita señorita…” prologado por el carnavalero, brillante músico y profesor de Lengua y Literatura Guillermo Salazar Pajares, quien señaló que “Alcalde Palomino nos entrega un mensaje que difiere de los anteriores, porque enfoca el tema desde otra desde otra perspectiva. Después de un largo y minucioso trabajo de investigación, nos presenta muchos aspectos desconocidos del carnaval de antaño: su gestación, su historia, sus costumbres, las anécdotas vividas a través de los años, los personajes que hicieron posible que esta fiesta cajamarquina sea admirada en todo el país y en el mundo”.

“Qué bonita señorita” es el resultado de un proyecto, en el cual el autor expone datos a partir de testimonios, de cómo se celebraban los carnavales, recuperando valor histórico. Al mismo tiempo, describe encantamientos novelescos, mostrando su calidad narrativa, entretenida e intensa.

“Qué bonita señorita”, rescata a los hombres y mujeres que fortalecieron la grandeza de los carnavales, asimismo, se buscó y consiguió el testimonio de los propios protagonistas, obteniendo un trabajo completamente distinto. Por este motivo, la empresa privada colaboró para que este testimonio literario sea difundido y contribuya

al costumbrismo de Cajamarca y a la macro región, como señaló Marco La Torre, ex alcalde de la ciudad del cumbe.

Más coplas

Alejandro Ñontol Acosta publicó “Principal Carnavalero, - Coplas del Carnaval de Cajamarca” (diciembre, 2016) en el cual reúne composiciones variadas en su temática y diversa jocosidad, pues cantan a las actividades del carnaval, a las costumbres de los pobladores, a la familia, al amor, a los contrapuntos y a los monumentos históricos de Cajamarca.

Posteriormente, aparece “Coplas Cajamarquinas: Cantos del carnaval del Norte” de la investigadora Eugenia Quiroz Castañeda (Lima, 2017) para gozar del Carnaval Cajamarquino.

Los carnavaleros al momento de llegar a los domicilios cantan y bailan: "Aquí estoy porque he venido, porque he venido aquí estoy, si me muestran mala cara, cómo he venido me voy". Y cuando hayan terminado las fiestas se escuchará el canto “No te vayas carnaval, quédate otro año más, si por capricho te vas, yo te sigo por tu tras”.

Slider-dengue-2019
banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN