18
Vie, Sep

Antologías poéticas

Antologías poéticas

Literatura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hay escritores que optan por sentir la literatura y su propia obra como parte indesligable de la historia. De la historia del hombre y la de la lengua en la que escriben. Esta opción es la que asumen los llamados “escritores comprometidos”, denominación que hay que buscar en los postulados estéticos de Vallejo y no en el catecismo de los obsoletos “poetas protestatarios”.

Las antologías literarias son, por lo general, hechas por este tipo de escritores, quienes no sólo se “comprometen” con su obra sino también con los rastros-clave que va dejando en el tiempo la tradición literaria de su lengua. Esto implica necesariamente estudio, vocación archivística y, sobre todo, un paladar literario cultivado a través de numerosas lecturas y reflexiones. Sin olvidar, por supuesto, que el antólogo y su obra son entes opinables.

Se han escrito y se seguirán escribiendo antologías en todo el mundo. Curiosamente, sin embargo, son escasas aquellas que se constituyen en hitos. En español, mencionaré, sólo a modo de ejemplo, la famosa antología de Menéndez y Pelayo, Las cien mejores poesías de la lengua castellana, publicada en 1908, de obligada lectura para quienes quieren conocer de cerca lo que ocurría en la lírica de aquella época.

Doy un salto diacrónico para decir que, en el Perú, tengo para mí como florilegios de trascendencia la Antología general de la poesía peruana, de Alejandro Romualdo y Sebastián Salazar Bondy; la Antología de la poesía peruana, de Alberto Escobar, la titulada Estos 13, de Miguel Oviedo y la Antología de la poesía peruana. Siglo XX, de Ricardo González Vigil.

En La Libertad, los trabajos antológicos son escasos, y, por eso mismo, valiosos. La mayoría de grupos literarios que han existido y existen aquí sólo han publicado opúsculos con textos de sus respectivos integrantes. Son, sin embargo, bases para los antólogos que vendrán.
Una compilación destacable fue la realizada por el gran promotor cultural Marco Antonio Corcuera, titulada Poetas de La Libertad, publicada, primero en 1968, y luego en 1992, con un prólogo de Jorge Cornejo Polar. La obra reunió a 27 de las voces líricas más importantes del departamento.

Es lamentable decirlo, pero tuvo que pasar más de medio siglo para que el poeta Bethoven Medina, diera a luz su Edición extraordinaria. Antología general de la poesía en La Libertad (1918-2018) haciendo justicia a un siglo de creación literaria en esta parte del país. Fue una grata sorpresa, pues pocos de sus lectores conocíamos del nacimiento y desarrollo del trabajo que pacientemente venía realizando. La compilación reúne a 91 poetas, entre hombres y mujeres, con el declarado propósito de registrar promociones más que temáticas y estilos.

Edición extraordinaria se compadece, pues, con lo que manifesté en la primera parte de esta nota: el poeta conjuga su propia obra con la de una historia humana y estética que lo “compromete” a ser el cronista de su tiempo y de su idioma.

He tenido ocasión de referirme a la búsqueda de espacios épicos en la poesía de Bethoven Medina, una poesía que busca la “desnudez” del verbo, como quería Juan Ramón Jiménez, y por lo tanto dilatar la voz más allá de una visión romántica. Estoy seguro de que estos afanes lo han llevado a encontrarse con los poetas (catecúmenos o no) que le dieron y le dan la fuerza necesaria para continuar con su encomiable trabajo creativo.

Slider-dengue-2019
banner cmac 2020
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN