26
Mar, May

¿Por qué estamos entre la sobrevivencia y el confinamiento?

Mario Palomino
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Coronavirus nos ha demostrado que los resultados de las medidas adoptadas en el Perú, TARDAN porque los gobernantes no admiten que somos un desastre como país.

¿Por qué tanto demora en “aplanarse” la curva del contagio y las muertes de la pandemia del coronavirus que como jinete apolítico cabalga por todo el mundo? A los peruanos nos preocupa y buscamos una explicación que a pesar del esfuerzo de las medidas adoptadas por el gobierno como el confinamiento de la población de casi 68 días en sus hogares , las medidas profilácticas como el lavado de manos y el uso de la mascarilla de manera permanente y el distanciamiento en el tránsito de personas, los resultados no son los esperados .Las cifras hablan por sí solas. Al 20 de mayo según estadísticas proporcionadas por MINSA, tenemos 104,020 casos confirmados positivamente y la escalofriante suma de 3,024 muertos. Nos preocupa aún más que la región Piura es la zona con mayor tasa de letalidad en contagios con un 11.51 % pisándole los talones Lambayeque con 9.21 %.

En honor a la verdad este desastre de país tiene una larga data. Sería una injusticia culpar al presidente Vizcarra y compañía de este cataclismo. Yo sé que muchos políticos saben de esta realidad y adrede la soslayan porque siempre han gobernado para clases e intereses oscuros y subalternos. Para el 2021 en que cumpliremos doscientos años de vida política ¿Qué país le ofreceremos a nuestros compatriotas?

¿Qué medidas van a prosperar en un país cuya población está excluída mayoritariamente de derechos elementales como la educación, la salud, el trabajo, la nutrición, el agua potable y los servicios sanitarios. Preguntamos ¿Cómo un poblador va a soportar un largo confinamiento sino no tiene para subsistir porque es un trabajador informal que vive “el día día”? ¿Con qué agua se va a lavar las manos tantas veces si en su casa están ausente el líquido elemento y el desagüe? ¿En qué hospital tendrá la seguridad de “su cura” si tenemos un alarmante déficit de nosocomios y los existentes son una ruina sin suficientes Doctores, camas e instrumental básico, ni mucho menos medicamentos? ¿Cómo va a prosperar estas medidas si los responsables de ejecutar las compras y la logística son “unos corruptos redomados?

Con este panorama tan sombrío que hemos expuesto, no le queda al Presidente y a todos los peruanos tener fe en la misericordia de Dios y confiar que nos dará alguna “ayudadita” para que en la adversidad la curva del contagio y muerte del coronavirus se aplane lo más pronto posible, brindándonos la tranquilidad que tanto anhelamos.

Slider-dengue-2019
Publicidad Lateral CEGNE - BELEN
banner cmac 2020